“Los músicos son mi karma, pero a Chano no lo elegí por eso"

-->

Celeste Cid
Celeste Cid atraviesa un gran presente laboral y personal, tanto que se animó a decir que detendría el tiempo y dejaría las cosas tal como están. “Sos mi hombre” la introdujo en la vorágine de la TV y Chano, el líder de “Tan Biónica”, la enamoró. ¿Cómo se ganó el cantante a la actriz? ¿La tuvo que remar? Enterate todo en la nota que Celeste le dio a la revista Pronto.


-Pasaste un año intenso y bueno para vos.
-Sí, pasaron un montón de cosas y no me queda más que agradecer la vida, el hijo y el novio que tengo. Es todo perfecto. Si pudiera dejar esto así como está, y no tocar nada, lo haría. Soy muy feliz con lo que tengo, con lo que me toca vivir.
-Te pusiste de novia, se te vio muy bien, enamorada.
-Perdidamente. Lo amo.
-¿Cómo se conocieron?
-Me da un poco de vergüenza contar estas cosas, sólo te voy a decir que él hizo sus movidas. La tuvo que remar un poco, como buen caballero.
-¿Tuvo que trabajar mucho?
-Más o menos. Fue raro porque... ¿viste cuando sentís que conocés a alguien de toda la vida pero nunca lo habías visto antes? Bueno, siento que me pasó eso, llegó en el momento perfecto. Ve la vida de la misma manera que yo, compartimos horizontes. No sé si tuve muchas relaciones de este tipo. Es perfecto.
-¿Vos lo conocías de antes, lo habías escuchado cantar?
-No, ni tenía idea de quién era. Está pasando un gran momento, y tiene una relación con su público muy linda. En Navidad puso en Twitter que toda la gente que iba a pasar la noche sola le mandara el teléfono así él los llamaba. Estuvo dos horas hablando con gente, saludando, preguntando cómo estaban. Eso fue increíble, me encantan esas cosas de él. Es una persona sumamente afectuosa con los demás. Es precioso.
-¿Hace cuánto que están saliendo?
-Dos meses. No es mucho.
-Ya estuviste de novia con varios músicos.
-¡Los músicos son mi karma! (se ríe). Pasa que mis amigos en su mayoría son músicos. Me muevo más en ese ambiente que en el de los actores, desde siempre. Igual, el trabajo queda afuera. Obvio que él tiene sus guitarras y sus pianos en su casa, pero no lo elegí por eso.

Fuente: Pronto