Un romance para las cámaras

Un comercial para televisión vuelve a unir a Juan (Suar) y a Aurora (Oreiro). Y la pasión, tan contenida, resurge inmediatamente entre ellos.


Mientras tanto, hay alguien que insiste en separarlos: “La Polaca” (Santa Ana). La ¿actual? ¿ex? de Cousteau no tiene mejor idea que instalar una reja divisoria en los balcones, para evitar cualquier intromisión de uno y otro lado.

Por su parte, Félix (Minujín) continúa con su “siniestro” plan de venganza contra Juan: intentará seducir a la mismísima Polaca.